Maestraaaa!




Orientar para el futuro, así se llama la unidad 4 del MOOC y en ella nos instan a indagar en el presente para hablar sobre hombres y mujeres que, luchando contra estereotipos y prejuicios, logran vivir su sueño y luchan desde la valentía y el amor para poder ser quienes son.
Curiosamente no ha tardado mi memoria ni un segundo en traerme los preciosos ojos verdes de un alumno que tuve recién ingresada en el cuerpo de maestros y maestras como interina. Mi primer destino fue un colegio rural de la Alpujarra granadina hace catorce años en el que fui tutora del tercer ciclo de Primaria donde él estaba.
Gabriel López Garzón, así se llama. Fue un curso entrañable. "Maestraaaaaa!" así me llamaba, pero no gritando sino con ese tonito cantado de un niño que sabe lo que quiere y no encuentra las palabras para pedirlo😍😍😍.

Bien, pues Gabri es artista, en toda la extensión de la palabra. Actúa y BAILA como los ángeles de manera autodidacta, tiene esa gracia natural que te embauca y te cautiva. Y además es gay. Y por qué doy todos esos datos. Porque él es de un pueblecito pequeño, donde todo es sabido por todo el vecindario y los estereotipos está muy marcados. Gracias a dios, no todo el mundo condena la diferencia y la madre y el hermano de Gabri están dentro de ese grupo maravilloso de personas.

La lucha para ser poder ser quien es, empezó en su casa (con un padre que, aunque lo quiere con locura, no entiende que él entienda); siguió cuando bajó al instituto del pueblo de abajo y empezó a enfrentarse al mundo real en el que los profesionales que allí había no tuvieron los recursos necesarios para poder ayudarlo, llegando a normalizar actitudes de maltrato porque la diferencia molesta. Allí estaba fuera del cobijo de la madre. Y voló a Granada capital para estudiar pedagogía y poder estar en las escuelas para ayudar como orientador a personas como él. Aunque, como he dicho, no es su primera vocación porque él es ARTISTA.

Soy de la opinión de que las nuevas generaciones enseñan también a las que estábamos. Yo admiro la integridad y la valentía con la que mi alumno se enfrenta al mundo. Y digo mi alumno, para, desde mi egoismo, poder hacer míos alguna pequeña parte de sus logros.

Gracias por enseñarme que no es tarde para luchar para ser quien soy y que los caminos que se anden se deben andar con valentía y amor.


Aquí os dejo a Gabri (mi alumno) con su grupo, bailando en un concurso que ganaron.




Comentarios

Entradas populares de este blog

Difusión en estado puro: orgullosa del alumnado de Secundaria de mi cole, CEIP Llanos de Marín.

ABP'ando de nuevo!!